Blogia
CHA Tierra Baja

CHA tiene que cambiar su motor

En las pasadas elecciones de Mayo, Chunta Aragonesista, mi opción política, recibió un duro batacazo electoral. Fue traumático, especialmente en Zaragoza capital pero también (en menor medida) en toda la geografía aragonesa.Bajo el lema “Motor de cambio”, CHA se presentó en la campaña intentando defender su gestión en las instituciones (en el Ayuntamiento de Zaragoza con urbanismo y La Romareda, su no al Estatuto de Autonomía, etc.) cuando la opinión pública y los medios de comunicación ya habían prejuzgado negativamente estas actuaciones, a veces de forma injusta. A su vez, las posiciones “blandas” de la dirección del partido frente a caballos de batalla históricos de CHA (lenguas, pantanos, identidad nacional, etc.) y el férreo control de la Dirección Nacional sobre las posturas críticas dentro del partido alejaron el proyecto político de la mayoría de las bases. Hastío, cansancio, resignación, falta de caras nuevas, huída hacia delante sin reconocer errores, etc.; todo ello produjo el trompazo electoral para muchos inesperado.Es necesario ser críticos y no echar balones fuera. Jugando con el lema electoral, para que CHA pueda ser “Motor de cambio” de Aragón, primero tiene que cambiar su propio motor. Y es que ese motor interno necesita una profunda renovación para ser creíble y para ser una alternativa fuerte a los equilibrios políticos actuales. CHA apostó por entrar en las reglas de juego actuales de la política, aprendió que se jugaba de una manera determinada y a pesar de ello quería llegar hasta el final con todas las consecuencias; de esta manera perdió credibilidad y perdió su esencia. La opinión pública la condenó en estas elecciones, puesto que CHA ha defraudado y no ha jugado el papel que le correspondía: intentar cambiar, por muy difícil que sea, las reglas de juego actuales y motivar a los ciudadanos críticos (jóvenes, ecologistas, asociaciones vecinales, colectivos) para volver a confiar en la política y no perder un referente que había generado una gran ilusión en el 2003. ¿Para qué se quiere votar a un nuevo partido si cada vez se parece más a los otros?La actual Dirección Nacional ha prometido renovación para la próxima Asamblea, prevista a finales de año y ha asumido la necesidad de cambio. Pero no basta con el cambio de caras, hay que asumir ciertas acciones necesarias para cambiar la dinámica del partido y que están en boca de todos los militantes de base: el regreso de Chobenalla Aragonesista al proyecto, un Consello y Comité Nacional más plurales que recogan todas las sensibilidades, recuperar la comunicación con la sociedad aragonesa para ser el cauce de sus reivindicaciones y perder el miedo a las críticas desde los medios de comunicación. Tenemos que renovar la ilusión y volver a ser el partido de las “causas perdidas”, convencidos y seguros de nuestros principios: soberanía y socialismo. Tenemos que volver a ilusionar a la sociedad aragonesa.Como expresaron los compañeros de Chobenalla Aragonesista en su boletín Botinada un mes después de las elecciones: “Es el momento de trabajar por aquello que ha definido históricamente al aragonesismo de izquierdas; renovación, compañerismo, juventud, espíritu de cambio, contacto directo con la ciudadanía, radicalidad democrática,... Recuperar la ilusión es recuperar nuestra identidad”.¡ENTALTO ARAGÓN LIBRE Y SOCIALISTA!

José Manuel Salvador. Alcalde de Ejulve por CHA.Afiliado a CHA y Presidente del Ligallo de Andorra – Sierra de Arcos.Militante de Chobenalla Aragonesista.

 

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres